Lino, sentado, con un rollo de pergamino, y su discípulo Museo, con unas tablillas de escribir (Museo del Louvre)

Lino, sentado, con un rollo de pergamino, y su discípulo Museo, con unas tablillas de escribir (Museo del Louvre)

.
Un lugar privilegiado le está reservado en este blog a mi número dos, que se hace llamar Lino Althaner y se dice poeta. Tiene un par de libros publicados – La hora violeta (2009) y  Estado del tiempo (2010) – y otro que espera el momento oportuno para ser lanzado.  Mis ocupaciones profesionales lo tuvieron durante mucho tiempo sujeto a severas limitaciones. Pero ahora, de repente, se ha declarado humanista y poeta de tiempo completo y es a mí al que tiene un poco esclavizado. Hasta se dice propietario de este blog. Con él siempre a mi lado, me falta tiempo hasta para leer el diario. A pesar de todo, he accedido a hermosear este jardín – entiendan, por favor, mi falta de objetividad – con algunos de sus poemas.

© 2012
Lino Althaner