.

.
Por iniciativa de los padres Maurus y Placidus Wolter se fundó en Sigmaringen (1862), en el suroeste de Alemania (Baden-Württemberg), la archiabadía de Beuron, como producto del proceso de revitalización de las órdenes monásticas que, en el caso de este convento benedictino, se traduce también en un movimiento de renovación del arte cristiano católico.

Friedrich Overbeck - El triunfo de la religión en el arte (detalle)

Figuras fundamentales del movimiento son los padres Desiderius (Peter) Lenz (1832-1928), Gabriel (Jakob) Wüger (1829-1892) y Lukas (Fridolin) Steiner (1849-1906), todos pertenecientes a la Orden de San Benito, que se dejaron influir por tendencias egipcias, paleocristianas y bizantinas para dar con la síntesis que se traduce en el estilo de Beuron. Se nota también en sus obras la huella estilística de los llamados pintores “nazarenos” de principios del siglo XIX.

Gabriel Wüger - Desiderius Lenz

Es dable destacar, desde otro punto de vista, la probable influencia de la escuela de Beuron en Gustav Klimt y en la Sezession austríaca, emparentada a su vez con el Jugendstil alemán, el Art Nouveau francés, el Modern Style anglosajón y el Floreale italiano. Se dice que Klimt leyó con entusiasmo el libro de Lenz Sobre la estética de la escuela de Beuron y habría manifestado la influencia de dicho acercamiento en algunas de sus pinturas de estilo figurativo. Sin perjuicio de lo anterior, a mí me parece evidente cierta cercanía entre la estética de Beuron con la que es común a los mencionados movimientos artísticos.

La imagen superior corresponde a un fresco de la capilla de San Mauro en Beuron, cuya construcción fue encomendada por la condesa Catalina de Hohenzollern-Sigmaringen al padre Lenz, que la realizó con la colaboración de los mencionados Wüger y Steiner. La decoración de la capilla de la Gracia, en el mismo convento, también es debida a la acción artística conjunta de estos tres benedictinos.

Fuera de Beuron, importantes ejemplos de la escuela se hallan en la iglesia del Corazón de Jesús de Messkirch, en la capilla del palacio de Räckelwitz (Kamenz) y en la Abadía de Santa Hildegarda, en Rüdesheim am Rhein.

Wüger/Steiner - Imagen del Sagrado Corazón

Pero la escuela de Beuron deja también su huella fuera de Alemania. Así, en la abadía benedictina de Montecasino, donde Lenz y sus amigos monjes pintaron murales muy representativos del estilo del movimiento. También en Praga se encuentran ejemplos importantes de la expansión del movimiento, en los conventos de Emaús y de San Gabriel.

En el próximo artículo de esta serie de notas acerca de la escuela de Beuron, me referiré a algunos de los principios artísticos del movimiento.

Escuela de Beuron - San Martín

.
Huellas del “ora et labora” de San Benito. ¿Existe una forma más expresiva de orar y trabajar conjuntamente?
.

~~~~~~~~~~