.
Como anoche soñé con estrellas, pues escribo ahora unos versos de estrellas:

Hoy colabora mi amigo Joan Miró, con su amable permiso para publicar tres de sus sueños en colores. Él me observa desde el otro lado y es todo una sonrisa: 

.


Las puertas del cielo se abren

y caen en forma de estrellas
 retazos de realidad
para desnudar las apariencias.

.

1

Andando los caminos de la playa
he encontrado en mi senda a las estrellas:
las he visto recostadas
durmiendo sus sueños marineros

despierta cada uno de mis pasos
cada uno despierta mil estrellas
que quisieran volverse en mi palabra
cada una la perla de un poema

yo quisiera atesorarlas
para ti yo quisiera retenerlas
y con ellas deslumbrarte
antes que llegue la luz

pero ellas las fugaces
no se dejan asir tan fácilmente:
me meto una o dos en el bolsillo
y el resto se pierde para siempre.

.

2

Una vez de regreso en mi casa
las estrellas que guardo en el bolsillo
las miro y las admiro
y les digo mi amor y mi amor les repito
hasta que seducidas
empiezan a decirme sus secretos

se disuelven en signos
como granos de arena
se condensan en palabras
del color de la sangre que mancha mi espada –
o del ramo de narcisos
que mañana habré olvidado

en un vago lamento en una mueca
no sé si de placer o de dolor.
.

.

3

Acaso no te ha sucedido
que andando las arenas de la playa
tus pasos despertaran a una estrella
cuyo fuego ha hecho arder tu corazón.

.

4
Geografia de Chile

Estrellas en la arena de la playa
y en las cumbres mas altas
peces de piedra
caracolas luciendo los diseños
que trajeron de lo hondo del mar

estrellas en la arena de la playa
y en la cumbre galeones
marginados del paso del tiempo
tesoros que las aguas encerraron
bajo nieves eternas

estrellas en la arena de la playa
y en la cumbre santuarios
columnas perfectas y frisos
que estas tierras australes se tragaron
en una de sus vueltas de carnero.
.

.
5

Primera estrella

La vi abrirse en mis manos
como fuera en un principio 
aún semidormida  
la vi abrirse desnuda
deslumbrando en el fuego original  

aún no separada

la vi abrirse inocente
todavía embriagada en el buen vino  
la vi abierta en el canto
en el baile disponible

y pulsaba las nubes
al son de melodías
inscritas en celeste pentagrama
y rozaba las aguas
al ritmo de panderos y laúdes 

la vi abrirse a mis ojos 
mostrando cada pétalo la huella 
del dedo creador 
bañada todavía en la humedad
del rocío primero

pero huyó de repente
la perdí sin aviso  
y mis manos quedaron tan vacías 
y mis ojos enfermizos 
perdieron su escasa perspectiva    

¿quién me dijo haberla visto
vagando perdida
y que ya no volverían
sus pasos a posarse en mi jardín
ni a mirarme sus ojos de zafiro?


© Lino Althaner

2014