.
Mañana comienzan mis vacaciones de verano.
.

Qi-Baishi - Peonía (1956) - wikipaiintings.org

.
Como lectura principal, me llevo a la montaña el Tao Te King, el Libro del camino y la virtud, escrito hace alrededor de dos mil quinientos años en China, pero que sigue como nunca de actual.

Obra de Lao-Tze, es el libro principal del taoísmo, la doctrina que, luego de disecar la compleja realidad social, cultural y económica de la época, conjuntamente con la enseñanza de los pensadores tradicionales -el mismísimo Confucio entre ellos- y la política de los gobernantes, llega a tremendas conclusiones en cuanto a la falta de armonía de todo ello con el orden natural, con  los ritmos del cielo y de la tierra, con las auténticas necesidades humanas.  Entonces pronunciaron los taoístas una lúcida sentencia contra todas las teorías, las ideologías y los conocimientos artificiales que exigía la cultura oficial, contra las normas ingeniosas y las sofisticadas prohibiciones y disciplinas, que ideadas supuestamente para generar orden, paz y bienestar, no tenían -y no tienen- otra eficiencia que la de desencaminar a los hombres de su verdadero destino y de hacer de la tierra un lugar cada vez más difícil de habitar. Los maestros del taoísmo, principalmente Lao-Tze y Chuang-Tze, descubrieron entonces el Tao, el curso o el camino, el orden natural que en todas partes se manifiesta y es el origen de todo cuanto existe.
.

Qi-Baishi – Cerezas (1944) – wikipaintings.org

.
Esta dedicación mía al Tao Te King tendrá consecuencias para el  futuro inmediato del blog. A lo menos durante el período de vacaciones, salvo que surja algo muy especial, los artículos del blog estarán dedicados a transcribir y comentar lo más importante de los ochenta y un capítulos del libro, que es todo un tesoro de sentencias iluminadoras, expresadas no sin poesía, no carentes de la luz paradojal de la sabiduría auténtica, dirigidas todas a poner de relieve la distancia que separa a los usos, las costumbres y las regulaciones que complican las apariencias y alejan al hombre de sí mismo, de los imperceptibles requerimientos de la simple y espontánea realidad. También incluiré de vez en cuando un cuento taoísta del estilo de los de Chuang-Tze que ya he puesto en anteriores entregas (24.1 –I dreamed I was a butterfly– y 26.1 –The sacred turtle-).

Es muy posible que las entregas se hagan menos frecuentes. No dispongo en la montaña de contacto con la red global. Para comunicarme por esta vía debo descender al pueblo cercano, donde hay un cibercafé que me da, por unos pesos, la deseada comunicación. Espero no tener que bajar al pueblo más que un par de veces a la semana.
.

Qi-Baishi - Paisaje montañés (1926) - wikipaintings.org

.
Pues bien, para que empecemos a entrar en materia, he aquí unas cantas sentencias del Libro del camino y la virtud. Para leerlas, releerlas, meditarlas. Al estilo oriental.

El camino es vacío que mana,
pues su uso no alcanza plenitud.
Abismal,
diríase antepasado de todos los seres.
Mella lo agudo,
deslía lo enredado,
templa lo luminoso,
se confunde con el polvo.
Profundo,
diríase perpetuo.
No sé de quién es hijo,
parece anterior al emperador del cielo.
(Capítulo IV)

Tal es el Tao,  sin nombre, inefable, sin medida. Comparado con el ser que conocemos es lo del todo distinto, el vacío, el origen de todo.

El cielo perdura, la tierra permanece.
Lo que hace que el cielo perdure y la tierra permanezca
es su no perpetuarse.
Así, su vida es perpetua.
Por eso, el sabio
se pospone y, por ende, se antepone:
se desprende de sí y, por ende, subsiste.
¿Acaso no es su desinterés
lo que constituye su interés.
(Capítulo VII)
.

Qi-Baishi - Aves del paraíso (1940) - wikipaintings.org

.
La traducción de los textos chinos corresponde, en lo esencial, a la de AnneHélène-Suárez Girard, contenida en el Tao Te King de Ediciones Siruela (Madrid 2009), con prólogo de Francois Jullien.

© 2012 Lino Althaner