.
La entrada del 24 de enero pasado estuvo dedicada a aquella famosa meditación poética de Chuang-Tze (369-290 a.C.), sobre el sueño en que fue una mariposa:  https://todoelorodelmundo.wordpress.com/2012/01/24/just-a-poem-by-chuang-tzu-i-dreamed-i-was-a-butterfly/ . Allí se sirve el gran maestro taoísta del medio estético y literario para explorar con gran profundidad y economía el motivo de la impermanencia de las cosas en el devenir del universo que fluye en constante mutación ante el hombre cuyo sentidos aún no despiertos son incapaces de apreciar, o siquiera de intuir, el absoluto que todo lo impregna y a todo da sentido.