.
¿Adónde te escondiste,
Amado, y me dejaste con gemido?
Juan de la Cruz

Guo Beiping-Derechos reservados-Imagen de cuadernoderetazos.com

.
Se hacía visible según cuentan. Me han dicho que anduvo muy cerca. Hace de ello tanto tiempo. Ahora es que se ha ido o estoy ciego. Soy la misma ignorancia y el error. Soy en números más grande y sigo creciendo. A fuerza de engranajes y circuitos, de artefactos y de entretenimientos, a fuerza de urgencias. A fuerza de no ser más que una cifra, me he vuelto nada menos que una bestia. Y sigo creciendo. Ha menguado la belleza. Han crecido los disfraces, los afeites. Mi ocio lo lleno pintando cadenas con los colores de la libertad. Cadenas forradas de felpa. Cara a cara no lo tengo. Como el pan que cada día caía del cielo. Como el viento del desierto, según cuentan. O la zarza ardiente. Dejé de hablarle y de verlo. No puedo siquiera imaginarlo, tan lejano y ajeno. Para nada preocupado de mis problemas.
.

© 2012 Lino Althaner