.

.
Algo está buscando el sol.
Busca la luna a su cara escondida.
Han perdido las estrellas su firmamento
y buscan las nubes a los vientos.
Busca el cóndor al hombre desaparecido.

Los petreles buscan y las toninas
al mar buscan que se afana
a la caza de una cumbre
de una cumbre extraviada
que se esfuerza por hallar a sus abismos.

Los leones marinos
añoran los témpanos perdidos.
Las arenas se afanan en busca de un desierto.
Añora a sus alas la mariposa.
Busca a su selva el copihue.

Hurga el cielo en el espejo
de mis ojos vacíos.
Separado de mí mismo
yo me busco perdido entre las hojas
de un libro difícil de entender.

 
Los petreles son aves marinas de esta parte del planeta, de la Tierra que es mi patria. Las toninas, delfines. El copihue, una flor de la selva austral. El mar que busca a las cumbres y las cumbres que buscan a los abismos dicen de un paisaje en que se hallan amonites y trilobites a siete mil metros de altura. De una tierra a la que los sismos no se cansan de retocar.

El poema ‘Búsqueda’ ocupa una página de otras ciento veinte que aguardan editor.

La pintura es de mi compatriota – tan terrícola como yo – Li Gui Jun (Beijing, 1964). La ‘Meditación’ a que alude su obra es una forma de búsqueda. Tomada de Cuaderno de Retazos.
.

.
© 2012 Lino Althaner