.
No obstante su esencial desmemoria, de pronto el poeta cree poder captar unos ecos de su impreciso y lejano pasado. Le daba, entonces, nombre a lo que le rodeaba y su canto era el de la misma naturaleza. De alguna manera, se imagina, era uno con Dios. Tal vez. Su inconsciente le regala el material para dar forma a sus recuerdos. Así, por ejemplo, cuando se detiene para contemplar el paisaje. Cuando medita en el nombre de Dios.
.

flamencos-3

.
Pero fui alguna vez de la estirpe
de los flamencos del Altiplano.
Me veía en el lago como en un espejo.
Como se miran las cumbres nevadas.
Como el cielo se mira en las aguas.

*

Y tal vez algo más.
Una letra del nombre de cuatro letras.
Tal vez el nombre completo.
Me miraba en el nombre
como en un espejo.
.

allah__s_name_wallpaper_050_by_almubdi-d38qo4d

Continúo, así, con la publicación de algunos fragmentos del libro “De la roca solo arena”.

© 2014
Lino Althaner