.
Tema inevitable para el artista, para el poeta: las formas del espíritu que suelen revelarse en la naturaleza, las correspondencias entre este mundo y el otro -entre la naturaleza y el cielo-, la tendencia de las oposiciones hacia la unidad.

Friedensreich Hundertwasser - Tratado de paz con la naturaleza (wikipaintings.org)

.

Lo vimos en Gérard de Nerval, en Baudelaire, en los violines otoñales de Verlaine. Todo en el mundo es relación. Interrelación. Relación con lo Uno que a todo da sentido. Que se ríe de la muerte, de los miedos. En el poema que sigue se dice de un mundo paralelo que pugna por borrar de la tierra la huella del hombre que la agrede, e ilumina la imperfección de las apariencias, vistiéndolas con un encanto superior, y asegura que todo tiene un intuido significado:

La brisa

La brisa del paisaje colindante
barre el campo de humanos desperdicios
la música que llega con la brisa
barre el estruendo de los recitales
en la arena del circo

la brisa barre el ritmo dela bestia
que quiere amenazar al infinito
y encuentra en las almas su alimento
y quiere envenenarnos los oídos

y qué si en vez de una brisa
nos barriera un temporal.

El agua de la poza cristalina
que viene de los cerros paralelos
nos quiere anunciar una evidencia
que suena en los vecinos campanarios

la voz de las campanas
nos lava de la urgencia del pecado
del pecado de la urgencia
y luce en la noche más intensa
y al día transfigura en noche buena

si todos los mares del mundo
si todos de pronto nos cubrieran.

Las flores del paisaje colindante
permiten a las nuestras persistir
en su florecimiento
y las alas del otro firmamento
animan a los pájaros del cielo.

Aunque el cóndor planea en la evidencia.

Y se mueren de la risa
los muertos del otro lado
mientras los vivos morimos de miedo.

Friedensreich Hundertwasser - Homo, Humus, Humanitas (wikipaintings.org)

Y lo que da sentido al espíritu y a la materia en la naturaleza ¿cómo nombrarlo? Ha solido ser la rosa, que en este poema es símbolo de la suma unidad que todo lo explica:

Junto a la gruta

Die Rose welche hier dein äusseres Auge sieht
sie hat von Ewigkeit in Gott also geblüht
Angelus Silesius

La que luce en el centro del jardín
continúa la rosa floreciendo
a despecho de toda la apariencia
sumida en el silencio

la que es todas las rosas
y es lirio y amapola y madreselva
la rosa que encandila al ojo enfermo
en el centro preciso del jardín
la rosa permanece

de acá son los ruidos
de acá los fuegos fatuos
y malas sintonías
de acá todo el encierro

la rosa que ilumina desde el centro
alcanza con sus rayos
cada punto y esquina de un jardín cualquiera
y alumbra al mundo entero
a mí también y a ti y a las estrellas

de acá la certidumbre
de que ha muerto la rosa
y la furia es de acá
el polvo presumido

la que presta su luz a los luceros
la rosa no se muere
la rosa que es hermana de la noche
se oculta en el desierto
y es hermana asimismo de la arena

pues allá más allá de lo posible
en el centro preciso del jardín
flanqueada de azucenas y narcisos
continúa la rosa floreciendo

la que luce en el centro del jardín
la rosa permanece
la que es todas las rosas
la rosa que encandila al ojo enfermo
es lirio madreselva y amapola.

~~~~~~~~~~

Ambos poemas son míos, del libro La hora violeta (Festina Lente, 2009).

*