.
Pocos son los lugares que pisan los pies del hombre;
y siendo pocos, para poder llegar lejos han de apoyarse
en donde aún no han pisado.

Poco es lo que el hombre sabe;
y siendo poco, para poder conocer lo que es el Cielo ha de apoyarse
en lo que no sabe.

Conocer la Gran Unidad,
conocer el Gran Yin,
conocer la Gran Igualdad,
conocer la Gran Norma,
conocer la Gran Confianza,
conocer la Gran Estabilidad,
es la suma perfección.
La Gran Unidad todo lo penetra,
el Gran Yin todo lo disuelve,
la Gran Norma todo lo rige,
la Gran Confianza todo lo afirma,
la Gran Estabilidad todo lo sostiene..
.

Jin Hongjun - detalle de pintura - imagen de artkoo.net

.
En el extremo de todas las cosas está el Cielo;
en toda mudanza hay claridad;
en la oscuridad, una bisagra;
en el primer principio, el otro extremo.
En estas circunstancias, cuando se le descubre,
parece que no se le ha descubierto;

cuando se le conoce, parece que aún no se le ha conocido.
Sólo podrá conocerle quien no se esfuerce por conocerle.
Cuando se pregunta por él, no puede haber límites,
ni tampoco no haberlos.

En medio del inmenso caos de los infinitos seres,
hay algo que no cambia.

Desde la antigüedad hasta el presente ha pemanecido siempre,
sin sufrir menoscabo alguno.

¿No es acaso esto una grandiosa y admirable razón?
¿Por qué no se la examina por menudo?
¿Por qué tantas dudas?
Con la certidumbre se disipan las dudas, y se retorna a la certidumbre.
Esto es honrar altamente la Gran Certidumbre.

(Chuang Tse 3.24.15)
.

© 2012 Lino Althaner